13 abril, 2022

Crítica teatral: Alfonso X, la última cantiga

Texto: Jesús Lozano
Dirección: Jesús Lozano
Dirección musical: Emilio Villalba
Escenografía: Carpintería Píriz Navarro
Iluminación: Samuel Cotilla
Vestuario: María de Melo Collection
Maquillaje y caracterización: Marina Haberkorn
Fotografía: José Bayón | Amaia Cid | Paco Collado
Diseño gráfico: Emilio Villalba
Vídeo: Visto y No Visto Producciones
Distribución: María de Melo Producciones
Producción: María de Melo Producciones | La Diosa Cómica | Emilio Villalba | Fundación Instrumentos Musicales Con Historia
Reparto: Jesús Lozano | Inma Cedeño | Sara Marina | Ivo Blanek | Músicos: Emilio Villalba | Sara Marina | Ivo Blanek | Belisana Ruiz

Con tan sólo 5 funciones (la obra ha estado en la sala Lola Membrives del Teatro Lara desde el 30 de marzo hasta el 12 de abril), Alfonso X, la última cantiga no ha hecho más que recibir halagos tanto de la crítica como del público. 

Alfonso X se enfrenta a sus últimos años de vida, donde lo asolan no sólo la situación actual del reino de Castilla, sino también los recuerdos de un pasado y de todo lo que podría haber sido (junto a sus sueños truncados), que, acompañados de siete cantigas, acompañarán al espectador en su viaje en torno a la figura del monarca.

En cuanto me enteré del estreno de Alfonso X, la última cantiga mi lado filólogo salió a relucir y supe que tenía que ir a ver la obra, incluso cuando no recordaba ya gran cosa sobre la figura tan importante que jugó Alfonso X para difundir las artes (y mucho menos sobre los aspectos históricos que lo rodearon). 

Si os soy sincero, me daba algo de reparo lo que me podría llegar a encontrar en la obra y que se me hiciera pesada, ya que no sabía qué dirección podrían haber tomado a la hora de hablarnos de este tipo de asuntos, pero en cuanto me senté en la butaca me di cuenta de que no habían sido más que miedos infundados y, de hecho, lo primero sobre lo que me gustaría hablar es sobre lo bien equilibrada que está la obra, en la que el guion y las cantigas se complementan de una manera impecable, haciendo que el espectador se quede fascinado ante un espectáculo de tal calibre

Son estos, de hecho, dos de los puntos fundamentales de la obra, sobre los que hay que tratar de una manera más detallada. Mientras estaba disfrutando del espectáculo, me vino a la mente una metáfora que funciona a la perfección para hablar sobre el texto de Jesús Lozano: es una verdadera joya. Se trata de un diamante en bruto, que el elenco (y, sobre todo, el propio Lozano, que es también el protagonista de la obra) pule de una manera magistral, logrando que te quedes prendado por completo ante las palabras de las que vas a ser testigo.

Es todo un lujo poder saborear las palabras que ha escrito el dramaturgo para Alfonso X, la última cantiga de una manera tan pulcra. Por otro lado, uno de los aspectos más interesantes de la obra es que consigue acercarte al lado más humano del monarca y va más allá de todos los acontecimientos históricos que lo rodearon.

Además, la forma en que se ve acompañado de esas siete cantigas me resultó una experiencia mágica y que disfruté sobremanera. Me he sentido un afortunado de poder disfrutar en vivo y en directo de esas cantigas con instrumentos de la época y con unas interpretaciones que resultan sobrecogedoras, en las que la voz principal es la de Ivo Blanek (que está espléndido en todo momento). ¡Me quedé totalmente obnubilado mientras las disfrutaba! 

El trabajo interpretativo de parte de todo el reparto es, de hecho, otro de los puntos fuertes de la función. No hay duda de que Jesús Lozano es el protagonista absoluto de la misma, cuyos gestos, miradas, voz y manera de moverse resultan deslumbrantes. Su actuación no se puede definir de otra manera más que brillante, alcanzando el trabajo de los más grandes. Ahora bien, el resto del elenco (si bien es cierto que participa mucho menos en la obra) está también a la altura, encajando dentro de la obra de una manera impoluta.

Respecto a la puesta en escena, hay que admitir que es de lo más sencilla, con lo que en un primer momento tuve mis dudas de cómo terminaría resultando, pero funciona a la perfección y es que realmente el espectáculo no necesita nada más: el ambiente que se crea en la obra consigue meterte de lleno en lo que se nos está contando y sientes como si te hubiera inmiscuido dentro del palacio de Alfonso X.

Alfonso X, la última cantiga es una obra conmovedora, que está llevada de una manera espectacular y que se merece todo el éxito que le pueda llegar. ¡Ojalá se pudiera disfrutar de ella durante más tiempo en cartel! 

3 comentarios:

  1. Tengo que reconocer que a mi también me daba algo de reparo animarme con una obra de este estilo... Y es que con una figura como esta se puede ir por tantos caminos que la obra se puede desarrollar de muchas formas diferentes. Sin embargo, parece que vale mucho la pena *-*
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volvemos a representarla dentro del Festival Iberoamericano del Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid "Clásicos en Alcalá", el próximo 12 de Junio, por si estás cerquita y te animas a verla en directo. Gracias por tu interés!!

      Eliminar
  2. Hola a todos, soy Sharon. de Polonia, quiero usar este medio para agradecer al Dr. Ogbeifun, el gran lanzador de hechizos de muerte de magia negra, por los exitosos hechizos de muerte que lanzó sobre alguien por mí. Lo contacté cuando mi esposo me dejó por otra mujer que usa el poder de la brujería para llevarse a mi esposo. Necesitaba ayuda desesperadamente cuando encontré sus contactos en línea sobre sus poderes genuinos. Le conté mi situación y cómo quería que la perra que se llevó a mi esposo se fuera. Me dijo que no me preocupara. Le lanzó el ritual de los hechizos de muerte y la perra murió mientras dormía en 24 horas. Ahora mi esposo está de vuelta en casa y vivimos felices. Muchas gracias Dr. Ogbeifun, eres tan real y verdadero. Abajo están sus contactos por si quieres contactarlo
    Llamada/WhatsApp: +2348102574680 Correo electrónico: ogbefunhearlingtemple@gmail.com

    ResponderEliminar