21 septiembre, 2016

Reseña: Segundas oportunidades, de Rainbow Rowell

Título: Segundas oportunidades
Título original: Landline
Autor: Rainbow Rowell
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 378
Año de publicación: 2015
Precio: 16,95€ (físico), 9,99€ (ebook) y 9,49€ (kindle)







Han pasado diecisiete años desde que Georgie vio a Neal por primera vez. Quince desde que casi la deja. Y catorce desde que se casaron. Pero ahora tienen problemas, tienen problemas desde hace tiempo. Ella todavía le ama, y Neal Neal todavía la ama, profundamente, pero eso casi parece no importar. Quizás nunca importó. Ahora, Neal se ha ido con las niñas a pasar las navidades a Omaha, y Georgie decide quedarse por motivos de trabajo. Pero esa noche, cuando llame por teléfono a su marido, con quien realmente se comunicará es con un Neal más joven, el Neal que conoció cuando eran jóvenes. Y de pronto, todo parece cambiar. Georgie vuelve a experimentar la complicidad que compartían, sus intereses comunes Todo vuelve a resucitar, de tal modo que redescubre las raíces del amor en ese sentimiento que nace con la pasión de la juventud. ¿Le estará dando el destino una segunda oportunidad?
Había leído otras dos novelas de Rainbow Rowell antes que Segundas oportunidadesEleanor & Park y Enlazados. La primera de ellas me gustó, pero la segunda fue una gran decepción, por lo que no tenía las expectativas altas respecto a Segundas oportunidades. Sin embargo, me he llevado una grata sorpresa.

La trama que encontramos en Segundas oportunidades me llamó irremediablemente la atención desde que leí su sinopsis y, según iba leyendo, me iba atrapando más y más.

Al principio, tenía la sensación de que todo me sonaba, de haberme encontrado ante una idea que está presente (si no igual, de una forma parecida) en otros libros y/o películas —no es la primera vez que se nos cuenta una historia en la que el protagonista vuelve al pasado para solucionar una situación actual. Se podría decir que no estamos, por lo tanto, ante una trama del todo original. Aun así, hay de admitir que Rainbow Rowell consigue crear una variante bastante original mediante la incorporación del teléfono y las conversaciones con el Neal del pasado.
En ocasiones, las discusiones con Neal la descolocaban. La disputa mudaba en otra cosa (en algo más peligroso) sin que Georgie se diera cuenta. A veces, Neal ponía fin a la conversación o la dejaba con la palabra en la boca en plena argumentación, y ella se quedaba allí arguyendo mucho después de que él se hubiera marchado.
A lo largo de todo el libro hay constantes flashbacks que nos narran toda la historia de Georgie y Neal, desde su principio hasta su situación actual. Me ha gustado mucho la forma en que la autora consigue trazar la relación que los une a ambos y cómo han llegado a los problemas que tienen actualmente a través de dichos flashbacks y de las llamadas de teléfono entre la Georgie del presente y el Neal del pasado. Sí que es verdad, por otro lado, que llegó un punto en el que prefería leer cómo se desenvolvía la situación del presente, llamadas al pasado incluidas, antes que tantos flashbacks, pues pueden llegar a hacerse pesados hacia el último tramo de la novela.

El final, además, es predecible desde el principio y es un final bastante simple, pues creo que la idea podría haber dado para más, aunque una parte de mí me dice que es el único final posible que le podían haber dado a esta historia.

En cuanto a los personajes, he de decir que no terminaban de convencerme por varias razones. En primer lugar, me ha resultado extraña la forma en que Georgie ve a sus propias hijas; pareciera como si no le importaran y casi como si le fueran un estorbo, por lo que no terminaba de creerme al personaje. Además, Neal no me resultaba un personaje del todo claro y eso me "inquietaba". A pesar de todo, el personaje de Georgie es un personaje que evoluciona hasta que le "hacen click muchas cosas" y se da cuenta de otras tantas, y eso es algo que me ha gustado.

En definitiva, Segundas oportunidades se trata de una novela que podría haber dado más de sí pero con la que, sin duda alguna, disfrutarás en todo momento.
Georgie se frotó los ojos. Lo había soñado. El incidente de la noche anterior. Aunque no hubiera tenido la sensación de estar soñando... no podía ser nada más. Un brote.

3/5

2 comentarios :

  1. He leído todos los libros de Rainbow Rowell, menos este. La verdad es que lo tengo en mis estanterías muerto de risa, pero no me lanzo a leerlo, porque es el que tiene peor crítica de todos...

    Es de mis escritoras favoritas, y no quiero que me defraude, así que lo estoy dejando pasar...

    Veo que a ti te ha gustado, pero tampoco encantado, así que no se que hacer.

    PD: Te acabo de seguir, ya tienes nueva seguidora :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí casi que fue el que más me gustó de los que leí. No es una maravilla, pero me gustó bastante aunque pueda parecer que no por la nota que le di.
      Gracias por seguirme ^^
      ¡Nos leemos!

      Eliminar