11 marzo, 2017

Reseña: Hasta la última palabra, de Tamara Ireland Stone

Título: Hasta la última palabra
Título original: Every Last Word
Autor: Tamara Ireland Stone
Editorial: B de Blok
Número de páginas: 368
Año de publicación: 2016
Precio: 16,00€ (papel) / 5,49€ (ebook) / 5,22€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro 
Si pudieras leer mi mente, no estarías sonriendo.

Samantha McAllister parece una chica como cualquier otra: maquillaje perfectamente aplicado, cabello perfectamente peinado. Pero bajo esta superficie se esconde un secreto que sus amigas, las más populares del instituto, jamás deben conocer: Sam tiene desorden obsesivo compulsivo y una y otra vez la asaltan pensamientos oscuros y preocupaciones que no puede controlar.

Su vida es una constante lucha interior por mantener unas apariencias que son vitales para ella. Es por eso por lo que cuando conoce a Caroline, una chica lista y con gran sentido del humor, Sam sabe que tiene que mantener oculta su relación tal como hace con sus visitas al psiquiatra.

Y es Caroline quien introduce a Sam en el Rincón de los Poetas, una especie de sociedad secreta compuesta por estudiantes que no encajan del todo en el instituto. En ese entorno, poco a poco comienza a sentirse más “normal” de lo que jamás se ha sentido… hasta que descubre una nueva razón para dudar de su sensatez y cuestionarse todo aquello que ha valorado hasta el momento.
Hasta la última palabra es la tercera novela de Tamara Ireland Stone, con la que ha ido cosechando éxitos tanto dentro como fuera de Estados Unidos (llegando a ser bestseller en el New York Times).

Samantha McAllister sufre un Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) que oculta en un afán de llevar una vida normal: ni siquiera las que fueran sus mejores mejores saben de su enfermedad y Sam tiene intención de que esto siga así. Sin embargo, cada vez se le hace más difícil ocultar sus ataques de ansiedad. Cuando empieza el nuevo año escolar, Sam conocerá a Caroline, con quien tiene una conexión inmediata y que será la primera persona a la que cuente su secreto. Caroline la llevará a un club secreto conocido como el Rincón de los Poetas, donde, asegura, "le cambiará la vida". 

La trama de la novela te atrapa, consiguiendo mantenerte en tensión desde el principio hasta el final. No hay en ella ningún capítulo que se haga más lento de lo normal, sino que todos ellos te impulsan a leer más. Con un ritmo ágil, ligero y vertiginoso Tamara Ireland Stone te mete de lleno en la historia de su protagonista.

A pesar de tratar un tema tan complejo como lo es una enfermedad mental, la autora de la novela lo ha llevado tan bien que es imposible no sentir como si fueras tú el protagonista de la historia. Tamara Ireland Stone demuestra que ha investigado mucho sobre este tipo de trastornos y ha sabido plasmarlo a la perfección en el papel. 

El final presenta un giro argumental totalmente sorprendente que te impide parar de leer hasta la última palabra. Es verdad que tenía la intuición de que podría estar sucediendo algo así, pero te deja sin palabras, con la boca abierta.
He estado abriendo frenéticamente una ventana tras otra, yendo de un enlace al otro, examinando un sitio tras otro, pero continúo siguiendo ese conejo blanco por la madriguera, intentando ofrecer a mi cerebro la información suficiente para alcanzar mi país de las maravillas particular.
Lo único que podría fallar respecto a la trama es el Rincón de los Poetas. Si bien la autora refleja de la mejor manera la relación que empieza a tener su protagonista con las palabras y con la escritura "a modo de terapia", te recordará en todo momento a El club de los poetas muertos, por lo que no es nada original en ese aspecto.

La prosa de Tamara Ireland Stone es otro de los puntos fuertes de la novela ya que, gracias a su tono tan bien logrado, consigue retratar a su protagonista y al trastorno que sufre, por lo que conectas con ella y con su historia en todo momento.

En cuanto a los personajes, Sam es un personaje redondo, que se te hace tan real como la vida misma y en la que observamos una evolución coherente. Sin embargo, no podría decirse lo mismo del resto de personajes, que son olvidables por ser meros estereotipos que no aportan nada. Si habría que destacar uno es AJ, que se hace querer, pero también está demasiado tipificado. 

Hasta la última palabra es, en fin, una novela conmovedora que te hechizará y con la que disfrutarás página a página. 
4/5

2 comentarios :

  1. ¡Hola!
    No te mentiré... he llegado a tu blog gracias a la iniciativa "Seamos seguidores", pero tengo que decir que me he leído unas cuantas reseñas tuyas y me mola tu estilo!! Ya te sigo ;) ¿Me sigues de vuelta?

    Mi blog: http://pelibloguista.com

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias! Me hace ilusión leer que te gusta mi estilo. Me paso ahora por tu blog y te sigo también.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar