21 noviembre, 2016

Reseña: Electro, de Javier Ruescas y Manu Carbajo

Título: Electro
Autor: Javier Ruescas y Manu Carbajo
Saga: Electro (1/3)
Editorial: Edebé
Número de páginas: 320
Año de publicación: 2015
Precio: 13,50€ (físico) / / 8,99€ (eBook) / 8,54€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro / Edebé








A sus diecisiete años, Ray sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido. Pero una mañana, al despertar, descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo? ¿Por qué parece que han pasado años desde la última vez que se fue a dormir? Para sobrevivir, Ray deberá confiar en Eden, una joven fugitiva curtida en la batalla cuyo corazón depende de energía externa para seguir latiendo. Guiados por un misterioso diario, emprenderán juntos un viaje lleno de peligros en busca de respuestas sin saber que algunos secretos es mejor que permanezcan enterrados para siempre...

Había leído otros tres libros de Javier Ruescas antes de leer Electro y, siendo sinceros, no me gustaron demasiado (podéis leer aquí la reseña de El (sin)sentido del amor y de Pulsaciones). Teniendo eso en cuenta, no sabía si animarme a leer esta novela, pues, a pesar de todo, la trama me llamaba muchísimo la atención.

Sin duda, el argumento de la novela resulta de lo más atractivo. Con un ritmo ágil y adictivo, que va aumentando a medida que se acerca el final, engancha desde el primer momento y se vuelve cada vez mejor de tal forma que te atrapa y no puedes parar de leer. 

A pesar de que la idea de presentar hechos pasados que el protagonista desconoce a través de un diario no resulta del todo original, me ha parecido la forma adecuada para contar lo ocurrido en el tiempo que Ray ha estado dormido, pues las entradas del diario resultan de lo más entretenidas. 

Es verdad que hay un par de aspectos de la trama que resultan previsibles, y uno de ellos pertenece al giro argumental que tiene lugar al final del libro (aunque más bien esto era una sospecha mía de la que estuve dudando durante la mayoría de sus páginas hasta que quedó confirmada), pero esto no permite que el ritmo decaiga en ningún momento

El final, a excepción de ese pequeño detalle que se veía venir, logra sorprender al lector e invita a leer las siguientes partes de la trilogía.
No dejo de ser una voz más entre millones, tan asustada y frágil como el resto. Y eso que nosotros, en caso de que suceda lo peor, tendremos alguna posibilidad de sobrevivir gracias a papá. Aunque si soy sincero, tampoco sé si quiero sobrevivir para ver lo que vendrá después...
El espacio en que se encuentra ambientada la novela está muy bien construido y se vuelve, además, muy interesante por los fragmentos en los que se muestra el contraste entre el pasado y el presente, entre lo que debería de haber y lo que, por el contrario, hay. 

Hay que destacar, además, la labor de los autores para conseguir que los lobos, infantes y cristales, a pesar de estar basados en unas criaturas que tienen ya mucha trayectoria dentro de la literatura y el cine, sean de lo más original.

En cuanto a los personajes, he de decir que Ray es un personaje de lo más coherente teniendo en cuenta la situación en que se encuentra, aunque en ocasiones (sobre todo, al principio) tenía una actitud algo infantil para su edad y conseguía ponerme de los nervios. Además, es un personaje que sigue una evolución totalmente razonable a lo largo de la historia, pero no solo él sino que también es así todos los demás personajes que giran en torno a él.

Es imposible no destacar también a Eden, pues es el personaje en quien más podemos observar esa evolución y, a pesar de no ser la protagonista, tiene una gran importancia desde el principio y brilla por sí misma en todo momento.

En definitiva, Javier Ruescas y Manu Carbajo forman un gran equipo y han construido un mundo que te atrapará desde la primera página.

4/5

8 comentarios :

  1. ¡Hola! Pues me alegro que te guste.
    Yo leí Pulsaciones, de Javier y no me gustó en absoluto fue como.. ¿Ya está?
    Ahora no me suelo a arriesgar por él..
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí tampoco me gustó demasiado Pulsaciones, sentí exactamente lo mismo que dices, pero me alegro de haberme arriesgado a leer Electro porque me ha parecido muy bueno.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Hola! Tengo bastante ganas de leer Electro, porque al contrario de Pulsaciones, hay reseñas muy diversas respecto los libros.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! He leído anteriormente otro libro de Javier Ruescas y no estuvo mal pero tampoco me dejó con ganas de más y además este libro no parece muy de mi estilo, así que lo dejo pasar pero gracias por la reseña, me alegra que te haya gustado :)
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      A mí me sorprendió mucho, y para bien, pues sus otros libros no me parecieron gran cosa. Pero si no te llama...
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Hola! Conseguí tu blog gracias a la iniciativa 'Seamos Seguidores' y ya te sigo, espero verte por mi blog :justbooksvenezuela.blogspot.com
    SAludos y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Gracias por pasarte por aquí y seguirme. Yo ya te sigo también!
      Nos leemos!

      Eliminar