20 mayo, 2016

Reseña: Violet y Finch, de Jennifer Niven

Título: Violet y Finch
Título original: All the Bright Places
Autor: Jennifer Niven
Editorial: Destino
Número de páginas: 400
Año de publicación: 2015
Precio: 14,95€ (físico) / 6,99€ (ebook) / 6,64€ (kindle)
Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse? Esta es la historia de una chica que aprende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos.

He de admitir que no tenía muchas esperanzas en la trama de Violet y Finch, pues tras leer la sinopsis pensé que sería la típica historia de amor que no cuenta nada nuevo y que lo único que busca es el sentimentalismo fácil, pero finalmente decidí darle una oportunidad y descubrí que no podía estar más equivocado.

Me sorprendió muy gratamente encontrarme ante una historia tan tierna, llena de tanta magia, que me ha removido tanto, y a la vez tan desgarradora como la que ha escrito Jennifer Niven. 
 
 En primer lugar, Violet y Finch es una novela que consigue atraparte desde el primer capítulo y que mejora según vas avanzando en la historia de cada uno de los dos protagonistas. Es verdad que hacia la mitad del libro hay algún que otro capítulo que se hace más tedioso que el resto, y que hay ciertos aspectos bastante previsibles, pero esto no va a impedir que disfrutes al máximo de su lectura.

La prosa de Jennifer Niven consigue adentrarte de lleno en la historia y en la mente de cada uno de los protagonistas. En mi opinión, ha sido todo un acierto de su parte el uso de la focalización interna variable, el ir alternando capítulos narrados desde las perspectivas de los protagonistas, y aún más porque ha logrado crear un estilo propio y muy diferenciado para cada uno de ellos.

Personalmente, he disfrutado muchísimo más de los capítulos narrados por Theodore Finch. Creo que están mucho mejor escritos, con un estilo más conseguido y que, por lo general, son mucho más interesantes que los de Violet.
Cuando piensas en cosas como las estrellas, casi parece que nuestros asuntos carecen de importancia, ¿verdad?
Hacía tiempo que no me cruzaba con unos personajes tan creíbles como los que ha sabido crear Jennifer Niven. Son personajes redondos, complejos, con una gran profundidad, y que evolucionan a lo largo de los capítulos que componen la novela. Tanto Violet como Finch están magníficamente conseguidos y tienen algo especial, algo que, a pesar de no haber pasado por sus mismas situaciones y circunstancias, hace que empatices y te sientas identificado con ambos. 

No creo haber podido hacer la reseña que, sin duda alguna, se merece Violet y Finch, pero realmente ha provocado tanto en mí que sería imposible expresarlo con palabras. No me ha parecido una novela de 10, pero os aseguro que no os dejará indiferentes.

4/5

0 comentarios :

Publicar un comentario