26 mayo, 2016

Reseña: Rubí, de Kerstin Gier

TítuloRubí (Rubinrot)
Saga: El amor más allá del tiempo / Piedras preciosas
Autor: Kerstin Gier
Editorial: Montena
Número de páginas: 358
Año de publicación: 2010
Como cualquier otro día, regresé pronto a casa al salir del instituto. Mi tía se había quedado sin sus dulces favoritos y me ofrecí para ir a la tienda y comprar más. Pero de camino empecé a sentir algo muy extraño: las piernas me temblaban y tuve una sensación rara en el estómago. De repente, la calle desapareció ante mis ojos. Poco después reapareció, pero muchas cosas eran diferentes.

Había vuelto al pasado.

Me llamo Gwen y soy la última viajera en el tiempo. Así empieza la aventura de mi vida...
Hacía muchísimo tiempo que quería leer Rubí, pues la trama de los viajes en el tiempo me llamaba muchísimo la atención y, además, no había hecho más que leer reseñas positivas. Sin embargo, he de admitir que me ha defraudado un poco.

En primer lugar, Rubí presenta una historia muy interesante y adopta un punto de vista bastante original en cuanto al tema de los viajes en el tiempo, pero al final me ha dejado bastante frío pues siento que podía haber dado mucho más de sí

En Rubí nos encontramos ante una trama bastante simple –no sé si quizá debido a que es una primera parte y, por lo tanto, es algo introductoria–, aunque es verdad que en los capítulos finales empieza a coger ritmo y se vuelve cada vez mejor.

Hay que decir en su favor que se trata de una novela que engancha en todo momento, sobre todo en esos capítulos finales, y muy fácil y rápida de leer. En esto tiene mucho que ver la prosa de Kerstin Gier, que consigue atraparte y adentrarte de pleno en la historia. 
Mi corazón latía desbocado. Algo me ocurría. Teniendo en cuenta que no estaba en ninguna montaña rusa, no era normal que hubiera tenido vértigo dos veces en dos horas, a no ser que…

En cuanto a los personajes, hay que decir que no son de los mejores personajes que he leído. Son algo típicos, planos y en ocasiones me resultaban incluso inverosímiles: Gwendolyn, la protagonista, se me ha hecho demasiado infantil para tener 16 años y medio. 

Aún así, se trata de un libro que me ha gustado y sin duda daré una oportunidad a la segunda parte, pues como he dicho los últimos capítulos se vuelven cada vez mejores. 
3/5

1 comentarios :

  1. Holaaa!
    Tengo muchas ganas de leer este libro aunque me echa un poco para atrás lo que has dicho de que los personajes son planos ... aún así le daré una oportunidad pero como no consiga empatizar con ellos, malo jjajjaa
    Un beso =)

    ResponderEliminar