19 diciembre, 2016

Reseña: La noche es virgen, de Jaime Bayly

Título: La noche es virgen
Autor: Jaime Bayly
Editorial: Anagrama
Número de páginas: 192
Año de publicación: 1998
Precio: 11,40€ (físico) / 6,64€ (Kindle)
Comprar: Amazon / Fnac / Casa del libro




Gabriel Barrios vive en Lima la horrible y se escapa de vez en cuando a Miami. Aunque sepa que tampoco allí se puede vivir, y que cada vez que viaja a aquella ciudad, después de una orgía de shopping y de comprar los calzoncillos Calvin Klein que no encuentra en su país, siempre quiere volver. Porque Gabriel es un amoral hijo maldito de la burguesía acomodada, el chico famoso de la tele, el único que en una de sus imprevisibles entrevistas se atrevió a llamar loco a un presidente de la república. Y también es bastante gay aunque no le sean indiferentes las chicas guapas, algo no muy fácil de llevar en la machista sociedad limeña. Pero hasta en Lima, cuando se es joven las noches son muy largas y muy excitantes, y están llenas del dulce humo de la marihuana y del fragor de la cocaína y el rock... Y es en una noche de jueves, en el Cielo, que Gabriel conoce a Mariano, el líder de un grupo musical aún muy poco conocido, que canta vestido con unos ajustados pantalones de cuero negro y se parece al Bono joven de la prehistoria de U2... Y a Gabriel se le ocurre que quizá no sea imposible ser gay y ser feliz y vivir en Lima... Irónica e irreverente, escrita con un deslumbrante oído para todas las jergas y los idiomas de la calle, en un riquísimo, sorprendente, crepitante castellano que se constituye en auténtico protagonista de la novela, y situada por derecho propio junto a las mejores obras de una espléndida literatura contemporánea que va de Vargas Llosa a Bryce Echenique, "La noche es virgen" consagra definitivamente a Bayly como uno de los más atractivos narradores jóvenes de la literatura hispanoamericana.
Empecé a leer La noche es virgen de Jaime Bayly sin saber muy bien qué me iba a encontrar en ella. Tenía que leerla para clase, leí su sinopsis y me pareció interesante, así que me puse con ello.

Estamos ante una novela con un atractivo pero simple argumento que no logra engancharte más que en contadas ocasiones. Se encuentra rodeada de un humor sarcástico que la convierte en una novela desternillante y de lectura rápida.


La prosa es uno de los puntos fuertes de La noche es virgen, pues Jaime Bayly ha logrado un estilo fresco en el que el protagonista escribe tal cual habla, lo que permite que su lectura sea amena. Además, está escrita sin pelos en la lengua y es casi imposible encontrar una sola página en la que no aparezca alguna palabra malsonante, lo que puede llegar a chocar y a hacerte dudar de cuál es la finalidad de un estilo de ese tipo (¿podría ser la de provocar?). Resulta muy curioso también porque su autor rompe con todos los esquemas y la novela está escrita totalmente en minúsculas.

Por otra parte, al tratarse de una novela peruana y ambientada en Perú, hay ocasiones en que el lenguaje utilizado puede ser complicado si bien es cierto que por lo general suelen entenderse por su contexto. Otro punto a considerar respecto a la prosa es que el protagonista empieza a divagar constantemente del tema que está tratando, lo que puede resultar caótico y te pierdes. A esto habría que añadir que, sobre todo a partir de la segunda mitad de la novela, algunos de los párrafos son tan largos a causa de esas divagaciones que se suelen hacer muy pesados.

El ritmo de la novela es muy acelerado y, se podría decir, caótico, aunque no creo que fuera posible otro tipo de ritmo, pues no es más que otro reflejo de la desastrosa vida de nuestro protagonista.
caminando hacia mi carro mientras un vientecillo fresco me acariciaba la cara, pensé que no era imposible ser gay y ser feliz y vivir en lima (sólo se necesitaba un poquito de marihuana).
El final de la novela te llega a sorprender, aunque te deja con la sensación de que es el único final posible que había. Sí que es verdad, por otra parte, que es demasiado brusco en cuanto a los sentimientos de Gabriel, que cambian de un momento a otro sin pasar por ningún tipo de evolución. Esto no es más que otra de las evidencias del tipo de vida que lleva, aunque pareciera como si faltase algo más. 

En cuanto a los personajes, son casi todos ellos políticamente incorrrectos, aunque el que se lleva la palma es, sin ninguna duda, Gabriel Barrios. El protagonista nos narrará los sucesos que le acontecen desde una perspectiva totalmente diferente y única que será de los más interesante.

En definitiva, La noche es virgen es una novela desternillante y de lectura rápida pero que puede llegar a hacerse muy pesada.
3/5

2 comentarios :

  1. Gracias por la reseña. Yo de Jaime leí "Los amigos que perdí" y me gustó mucho.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por tu comentario! La noche es virgen tiene puntos muy buenos, pero otros que... Y haciendo sopeso de todos, me gustó pero tampoco me pareció gran cosa.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar